Salud

Salud Sexual Masculina

La salud sexual es algo más que una cuestión de prevención y control de las enfermedades de transmisión sexual. Más bien se refiere a las condiciones físicas, emocionales e incluso relacionales de las personas.

En concreto, la salud sexual masculina se centra en la capacidad del hombre para tener una erección, que es crucial para realizar el acto sexual. La intimidad en el matrimonio o en las relaciones físicas más profundas entre un hombre y una mujer suele ir unida a la cuestión de tener la «capacidad de rendimiento».

salud sexual masculina
salud sexual masculina

Aunque las definiciones profesionales de la salud sexual van más allá de las discusiones anatómicas y coitales, la mayoría de los hombres y mujeres corrientes atribuyen el término a los actos «en el dormitorio».

Sin duda, los hombres harán bien en elevar el debate sobre la salud sexual masculina por encima de las trivialidades sexuales, las posiciones y el rendimiento. Aparte de la obvia necesidad de estar informados sobre los peligros, los hombres también deberían ser educados sobre la sexualidad y las necesidades de las mujeres.

A diferencia de los hombres, las funciones sexuales de las mujeres están influidas por una serie de factores, y no por el aumento normal de la libido.

Una buena salud sexual masculina se define como la capacidad de mantener una relación sexual satisfactoria que satisfaga tanto al hombre como a su pareja y mejore su conjunto. La clave de la salud sexual masculina es mantener un cuerpo sano.

La salud sexual masculina es increíblemente importante para la salud general de los hombres, y debe tomarse en serio (incluso cuando se siente un poco de vergüenza al hablar de ello).

Existen numerosas ocupaciones en las que la salud sexual masculina está en riesgo y usted podría estar empleado en una de ellas si su trabajo implica alguno de los siguientes elementos: disolventes orgánicos, mercurio, radiación (rayos X), sustancias radiactivas, benceno, boro, metales pesados y productos químicos tóxicos.

Los hombres que no acuden al médico por cuestiones de salud sexual masculina se dejan llevar por una preocupación agónica. La salud sexual masculina suele estar en peligro debido a toda una serie de trastornos sexuales y, entre todos los problemas sexuales que sufren los hombres, los problemas de erección son uno de los más destacados.

Los problemas de erección son angustiosos y puede producirse por diversas razones. Es alarmante y a la vez tranquilizador saber que el 52% de los hombres sufrirá algún grado de impotencia a lo largo de su vida.

Incapacidad de mantener una erección adecuada
Incapacidad de mantener una erección adecuada

La impotencia es un problema de salud sexual masculina que describe la incapacidad de mantener una erección adecuada durante un periodo de tiempo suficiente para satisfacer sus necesidades sexuales y las de su pareja. Más del 50% de los hombres mayores de 45 años sufren disfunción eréctil, por lo que la era de la salud sexual masculina ha llegado.

El bienestar sexual masculino puede mejorarse mediante el ejercicio y una vida sana, lo que implica una dieta natural. Se ha descubierto que seguir un plan de ejercicios para la salud sexual masculina reducirá en gran medida el riesgo de cáncer de próstata, problemas de vejiga e impotencia hasta una edad avanzada.

Entre las sustancias que pueden causar problemas de erección se encuentran el alcohol, los cigarrillos, los medicamentos para la hipertensión, los ansiolíticos, los antidepresivos, la cocaína y los principales tranquilizantes.

Las mejores opciones de tratamiento combinan el asesoramiento psicológico sexual, la administración de suplementos nutricionales y la medicación a corto plazo, tras la evaluación del riesgo por parte de un profesional médico cualificado. Su profesional sanitario puede hablar con usted sobre si estos medicamentos recetados son una buena opción para usted.

Hay ciertos ejercicios que le ayudan a recuperar una erección increíblemente dura al suministrar sangre fresca y energía alrededor de la zona genital. Sin embargo, al igual que cualquier otro régimen de ejercicios, un programa de ejercicios para la salud sexual masculina debe realizarse muy a diario.

Junto con el bombeo de hierro y el ejercicio aeróbico, los hombres tonifican sus músculos pélvicos, a menudo debilitados por el desgaste unido a la falta de conocimiento y al proceso natural de envejecimiento.

Conclusión

Los problemas sexuales masculinos son a menudo causados por factores psicológicos como cuando un hombre piensa que el sexo es pecaminoso debido a sus creencias religiosas, o cuando hay una falta de atracción por una pareja y eventos traumáticos de su pasado. Los problemas sexuales masculinos suelen durar años antes de que el afectado busque ayuda clínica.

Sin embargo, hoy en día, los problemas sexuales masculinos más comunes se discuten abiertamente porque el hombre ha aprendido que hay muchas soluciones disponibles y que pueden aprovecharlas con bastante facilidad.

La mayoría de los problemas sexuales masculinos son causados por condiciones naturales, por lo que la mejor manera de tratarlos es con un producto natural.

Comentarios desactivados en Salud Sexual Masculina